Como almacenar tu café

Luego de comprar tu café en Unido, guárdalo en un lugar oscuro y seco. NUNCA lo metas a la nevera o freezer, ya que puede absorber olores a comida y a la vez a pierde sus aromas y sabores naturales. Lo ideal es consumirlo dentro de las 2 o 3 semanas luego de la fecha de tueste.





Tipos de Preparación

Pour-Over


Para cualquier tipo de preparación, lo ideal es moler el café justo antes de prepararlo con un buen molino (burr grinder). Si esto no es posible, te lo molemos para pour-over en Unido. Evita molinos de navaja (blade grinders) ya que estos muelen el café en partículas no uniformes y tendrás como resultado una infusión amarga, extrayendo demasiado las partículas chicas y no suficiente las partículas grandes.

Vas a necesitar:


-Buen café fresco
-Equipo para Pour-Over (Chemex, Hario o cualquiero otro)
-Filtro de papel o de metal especial para tu equipo
-Tetera de boquilla chica (Hario Buono o similar)
-Cronómetro
-Pesa o cuchara de medir
-Agua caliente
-Molino si lo tienes

pourover

-Medir aproximadamente 28 gramos de café fresco.

-Calentar el agua. La temperatura ideal para hacer café es entre 195-205 F (90-96 C).

Vas a necesitar cerca de 400mL de agua para los 28 gramos de café y un poco más para pre-mojar el filtro. Si no tienes como medir la temperatura con exactitud, es un poquito abajo del punto de ebullición (off boil), asíque hierve el agua y espera un corto tiempo antes de empezar la infusión (las teteras eléctricas son excelentes para tener buen control de la temperatura del agua).

-Pre-mojar el filtro de papel ya sentado en tu equipo usando la tetera. Procura verter agua alredor de todo el filtro para mojarlo bien. Esto le va a quitar cualquier sabor a papel al filtro y también calienta el equipo y la tetera. Bota el agua.

-Muele el café. Para este método se busca un molido medio, entre espresso y french press, un poco más fino que para una máquina comercial de drip. Si no tienes un buen molino (burr grinder) en casa, te lo podemos moler en Unido.

-Vierte tu café molido al filtro pre-mojado. Con tu dedo, has un pequeño “crater” redondo.

-Enciende tu cronómetro e inmediatamente empieza a verter el agua al centro del “crater” suavemente por aproximadamente 15 segundos, para y espera unos 30 segundos. Si el café está fresco verás como este ¨florece¨ y se expande en esta primera etapa (blooming).

-Continua vertiendo el agua del centro hacia afuera en movimientos circulares controlados siempre cuidando que no se desmorone o derrumbe el cono natural que forma el mismo café molido.

La infusión debe tomar entre 2 minutos 30 segundo hasta 3 minutos. Si el café baja más rápido o más lento ajusta tu molino o procura controlar más tu flujo de agua.

-Al llegar al tiempo deseado, remover el filtro inmediatamente.

Recuerda que puedes ajustar tus proporciones dependiendo en tu paladar y el tipo de café.

Disfrútalo a tu gusto.


French Press


Vas a necesitar:


-Buen café fresco
-French Press
-Cronómetro
-Pesa o cuchara de medir
-Agua caliente
-Molino si lo tienes

Para cualquier tipo de preparación, lo ideal es moler el café justo antes de prepararlo con un buen molino (burr grinder). Si esto no es posible, te lo molemos para french press en Unido. Evita molinos de navaja (blade grinders) ya que estos muelen el café en partículas no uniformes y tendrás como resultado una infusión amarga, extrayendo demasiado las partículas chicas y no suficiente las partículas grandes.

-Calentar el agua. La temperatura ideal para hacer café es entre 195-205 F (90-96 C).

-Para french press necesitas aproximadamente 7 gramos de café por cada 4 onzas de agua. La cucharita que traen la mayoría de los french press mide aproximadamente 7 gramos de café, usa dos de estas cucharadas por cada taza que vas a preparar aproximadamente.

-Muele el café. Para este método busca un molido grueso para asegurar una infusión más lenta y uniforme. Si no tienes un buen molino te lo podemos moler en Unido.

-Deposita tu café molido al recipiente de tu french press.

-Arranca tu cronómetro y empieza a verter suficiente agua caliente al recipiente dándole movimiento para remojar todo el café sin llenar todo el recipiente. Espera unos 30 segundos en esta primera etapa. Si el café está fresco vas a notar burbujeo y como “florece” y se expande en esta etapa (blooming).

-Después de 30 segundo vierte el resto del agua al recipiente con movimientos exagerados (sin hacer un desastre en tu cocina, por supuesto) para asegurarte que todo el café se moje de manera uniforme.

-Coloca la tapa del press para mantener la temperatura durante la infusión.

-Luego de 3:30 o 4 minutos empieza a bajar el émbolo de tu maquina. Si se pone un poco duro, sube y luego sigue bajando.

Es importante sacar todo el café de tu press aunque no lo vaya a consumir todo en el momento.
Si lo dejas en el press, este seguirá cocinándose produciendo un café amargo y malo.

Recuerda que puedes ajustar tus proporciones dependiendo de tu paladar y el tipo de café.

Disfrútalo a tu gusto.